Acceso Restringido



Indice del artículo
Tema de Formación
Realmente ¿El Hábito No Hace Al Monje?
La Madurez: Una Responsabilidad Personal De Cada Consagrada
De Cara Con Tu Estructura Congregacional: ¿En Qué Modelo Vives?
Consagrados deben ser
Todas las páginas

De cara con tu estructura Congregacional: ¿En qué modelo vives?


Después del concilio Vaticano II la Vida consagrada ha tenido que renovarse y con ello han surgido nuevos modelos de vivencia de los votos según

Modelo Conventual Tradicional Monástico:

Vida cotidiana fuertemente estructurada, horarios rígidos. Liturgia formal, oración dirigida, devociones múltiples, piedad intimista y en cierto modo escrupulosa.

Relaciones interpersonales formales. A veces anonimato por la comunidad. Amistades particulares: mal vistas.

Relación vertical y formal con la autoridad, en razón de la obediencia su expresión “Mi Superiora” obediencia alegre y pronta, total negación de la persona. Se opone al auto razonamiento de la persona.

Signos externos patentes: vestido, hábito, andar pausado, reglas de modestia, austeridad (incluso en algunos casos en la comida).

  • Relaciones limitadas con las personas
  • Apostolados reducidos. Edificio anexo al convento.
  • Trabajo excesivo: interior a la obra, limpieza, etc.
  • Relaciones familiares formales reguladas.
  • Se aceptan compromisos de por vida. El sufrimiento, el sacrificio, y la cruz como principio de la opción.

Modelo Moderno, Renovado:

  • Vida menos estructurada y rígida pero con horario y estructuras definidas. Liturgia más espontánea, creativa, con elementos más actuales.
  • Relaciones personales más espontáneas. Se supera el anonimato y se dan relaciones más personalizadas. Nuevo estilo de vida.
  • Relación más dialogada con la autoridad, más corresponsabilidad en las decisiones, descentralización y subsidiariedad.
  • Signos externos atenuados, casas normales, menor uso de hábito.
  • Mayor relación con las personas. Apertura para recibir a las personas. “comunidades apostólicas”.
  • Apostolado más intenso.
  • Trabajos en equipos mixtos, y de diversas profesiones. Apostolados fuera, asumidos por la comunidad o dentro con límites.
  • Relaciones familiares cercanas y más espontáneas.
  • Surgen cuestionamientos por la especificidad de la V.C. procesos de secularización para dialogar con la cultura actual.

Modelo de Inserción Solidario

  • Libertad de la persona para organizar sus tiempos y espacios. Participación en la liturgia con el pueblo. Incorporación de la gente en la oración de la comunidad.
  • Relaciones interpersonales espontáneas, profundas, heterogéneas solidarias. Se evidencian diferencias y dificultades comunitarias.
  • Énfasis en el discernimiento, la participación y la colaboración en la construcción social del Reino de Dios. A veces se ve dificultada la obediencia.
  • Éxodo a la periferia o campo. Mínimos signos externos. Estilo de vida sencillo, modesto, acogedor.
  • Sus relaciones son muy abiertas el pueblo está presente en la vida de las comunidades. Participación en las iglesias locales. No asistencialismo.
  • Apostolado preferencial entre los pobres. Se desconfía de las instituciones: educación elitista… Vivir con y no para.
  • En su apostolado se atiende más al ateísmo práctico que se manifiesta en la injusticia, y no tanto la increencia. Conciencia de la dimensión estructural de la realidad.
  • Relaciones familiares más cercanas o en conflicto o contradicción por la forma de vida.
  • Se desatiende lo personal en aras de lo social. Se relativiza el compromiso de por vida. el sufrimiento se ve como consecuencia de la causa que se persigue.

Modelo Neoliberal, Postmoderno

  • Libertad de la persona para organizarse en función de un cierto bienestar y con poco esfuerzo. Dificultad para aceptar limites. Riesgo de individualismo.
  • Relaciones interpersonales reducidas, intensas, absorbentes. La subjetividad cobra gran relevancia. Gran necesidad de respaldo afectivo.
  • La persona es criterio fundamental del discernimiento. Se defiende la libertad de opción frente a imperativos. Débil sentido de pertenencia corporativa y de disponibilidad para la misión común. Autonomía en las decisiones.
  • Se recuperan algunos signos como necesidad de pertenencia, prestigio e identidad. Igualmente se recupera el valor de los símbolos.

  • Se diluyen entre la gente, en medio de los grupos. O se destacan en su resistencia “contracultural”. Relaciones con laicos.
  • Búsqueda de autorrealización en los apostolados. Poca capacidad para vivir el conflicto, el fracaso, el dolor, y para superar dificultades. Proyectos personales.
  • Se subraya la importancia de la experiencia y se desprestigia el aporte de la razón y del “rollo”.
  • Necesidad de resultados inmediatos.
  • Relaciones familiares espontáneas cuando la situación lo permite. Compromiso limitado.
  • Se subraya lo personal, lo lúdico, el bienestar y la alegría.

    Preguntas a reflexión personal

¿En qué modelo se encuentra tu congregación? (¿comunidad?)
¿Qué tanto encajas en el modelo de vida en el que estás?
¿A qué modelo de vida religiosa le apuestas?
¿Por qué?
¿Qué despierta en ti esta realidad?

 



 


Si deseas alguna información, hacernos sugerencias o enviarnos algún tema o simplemente escribirnos, puedes dirigirte con la Hna. Yoselin Gomez Melo.

Nombre: Instituto Hijas del Sagrado Corazón de Jesús I.F.C.J.
Fundador: Siervo de Dios Eugenio Oláez Anda
Cofundadora: R. M. Luisa de san José Marmolejo Rodarte
Lugar de fundación: León, Gto. México
Fecha: 15 de junio de 1920
Naturaleza: Instituto de Vida Religiosa y de Derecho Pontificio
Carácter: Instituto de Vida Apostólica

Nombre: Comentarios:
Dirección:
Email:
Ciudad: